A Text Widget

Con este blog pretendo rellenar los huecos de este apartamento\"apartamiento" de hastío, absurdidad y diminutos espacios de imágenes, palabras y sonidos. Quizá este blog -como apartamento\"apartamiento" de espera de espacios vacíos- sólo gire en torno a una imágen de Stroszek subiéndose a un teleférico extranjero mientras su coche gira sin parar, mientras unos animales reales empiezan a bailar dentro de máquinas siguiendo simples melodías. Puede que Stroszek se monte en el teleférico para, simplemente, llegar al apartamento\"apartamiento" de C.C. Baxter y jugar una continua partida de cartas sólo, mientras Baxter espera en la cocina con una raqueta de tenis a que la pasta esté preparada. Quizá no. Puede que no; puede que sólo se quiera ir con su escopeta.
Éste es el blog como edificio. Lo demás irá apareciendo, y sólo será una prueba de reconocimiento de este espacio deshabitado, de este apartamento\"apartamiento" de cotidianeidad.

jueves, 19 de mayo de 2011

4 imágenes que me llegan a la cabeza. También un relato de Borges.

*Imágen 1 -en realidad, tres imágenes y un video; en mi cabeza se fusionan en una sola imágen-:

Planteamiento
Nudo
Desenlace
-Unión de planteamiento, nudo y desenlace -véanse los dos vídeos a la vez-:









**Imágen 2 -esta imágen me ha venido a la cabeza (sin saber aún el por qué de esta aparición) mientras trataba de terminar mentalmente un relato sobre un contrabajista en Nueva York que fuma, aunque no fume; mientras recolocaba tres botellas vacías de Beefeater, que pronto cambiarán de domicilio, junto con su cuidador-:

Héctor, Rodrigo, Mario


 ***Imágen 3 -acabo de escuchar este disco de nuevo; me lo sé de memoria; me gusta demasiado; es uno de mis discos favoritos; me cae bien Morrisey y Johnny Marr y Andy Rourke y Mike Joyce,  pero, sobre todo, Morrisey; y muchas más cosas, pero para qué decirlas-:



****Imágen 4 -profunda tristeza después de enterarme hace un par de horas de que el maravilloso actor/músico/artista que dio vida a Stroszek, que a su vez da nombre a este apartamento, murió hace 9 meses y 9 días. Se llamaba Bruno Schleinstein/Bruno S. Siempre recordaré su inmortal rostro, su genial locura, su acordeón, su caballito, sus muchas cosas. Éste es su apartamento-:

En El Enigma de Kaspar Hauser (1974)
de Werner Herzog

En el documental que realizó Miron Zownir sobre él
Estrangement is Death
(2002)
En Stroszek (1977) de Werner Herzog





















En el documental que realizó Miron Zownir sobre él
Estrangement is Death
(2002)








































***** Relato de Borges -hace mucho que no lo leía; aparece en El hacedor; me lo recordó Agustín Fernández Mallo en su El hacedor (de Borges), Remake; así que lo leí de nuevo; y ahora lo dejo aquí-:

Diálogo sobre un diálogo
A- Distraídos en razonar la inmortalidad, habíamos dejado que anocheciera sin encender la lámpara. No nos veíamos las caras. Con una indiferencia y una dulzura más convincentes que el fervor, la voz de Macedonio Fernández repetía que el alma es inmortal. Me aseguraba que la muerte del cuerpo es del todo insignificante y que morirse tiene que ser el hecho más nulo que puede sucederle a un hombre. Yo jugaba con la navaja de Macedonio; la abría y la cerraba. Un acordeón vecino despachaba infinitamente la Cumparsita, esa pamplina consternada que les gusta a muchas personas, porque les mintieron que es vieja… Yo le propuse a Macedonio que nos suicidáramos, para discutir sin estorbo.
Z (burlón)- Pero sospecho que al final no se resolvieron
A (ya en plena mística)- Francamente no recuerdo si esa noche nos suicidamos.

miércoles, 18 de mayo de 2011

lunes, 16 de mayo de 2011

Siempre queda tiempo para una última copa

Acabo de ver por internet un video captado por la cámara de seguridad de un bar de Lorca en el momento del terremoto. Todo empieza a moverse, incluidos los clientes, quienes huyen despavoridos. Sin embargo, uno de ellos se da cuenta de que se le han olvidado su cartera, sus llaves y su copa, y decide volver a recoger sus pertenencias. Antes de marchar se bebe de un trago su copa; siempre hay tiempo para las cosas importantes, que empiezan en el segundo 14.



Una posible pregunta a una ficticia entrevista a este bohemio diurno sería -"plagiando" a Pulp Fiction, como plagiaba Lucía Etxebarría a Antonio Colinas (consejo a mí mismo: si plagias algún día. plagia a alguien interesante)-:
- Quiero preguntarte algo. ¿Cuándo has tomado esa decisión? ¿Mientras te comías esa magdalena? 
- Sí. Aquí sentado, comiendo mi magdalena, bebiendo mi café y repasando ese incidente en mi coco he tenido lo que los alcohólicos llaman 'un momento de claridad'.

Beyond Here Lies Nothin'.- Bob Dylan

Ayer por la tarde, mientras creaba la anterior entrada, descubrí este videoclip del gran Zimmerman. Simplemente genial. La historia no tiene desperdicio.

domingo, 15 de mayo de 2011

Tres últimas cenas. Luego la muerte. Diferencias en torno al "aburrimiento".

La última cena (1494-1498).- Leonardo da Vinci
Última Cena (1542).- Jacopo Bassano
La Grande Bouffe (1973).- Marco Ferreri



***********************************************************************************

Epílogo -Michel Piccoli ante el progresivo espanto de la animalidad, ante una progresiva oscuridad-: