A Text Widget

Con este blog pretendo rellenar los huecos de este apartamento\"apartamiento" de hastío, absurdidad y diminutos espacios de imágenes, palabras y sonidos. Quizá este blog -como apartamento\"apartamiento" de espera de espacios vacíos- sólo gire en torno a una imágen de Stroszek subiéndose a un teleférico extranjero mientras su coche gira sin parar, mientras unos animales reales empiezan a bailar dentro de máquinas siguiendo simples melodías. Puede que Stroszek se monte en el teleférico para, simplemente, llegar al apartamento\"apartamiento" de C.C. Baxter y jugar una continua partida de cartas sólo, mientras Baxter espera en la cocina con una raqueta de tenis a que la pasta esté preparada. Quizá no. Puede que no; puede que sólo se quiera ir con su escopeta.
Éste es el blog como edificio. Lo demás irá apareciendo, y sólo será una prueba de reconocimiento de este espacio deshabitado, de este apartamento\"apartamiento" de cotidianeidad.

lunes, 16 de mayo de 2011

Siempre queda tiempo para una última copa

Acabo de ver por internet un video captado por la cámara de seguridad de un bar de Lorca en el momento del terremoto. Todo empieza a moverse, incluidos los clientes, quienes huyen despavoridos. Sin embargo, uno de ellos se da cuenta de que se le han olvidado su cartera, sus llaves y su copa, y decide volver a recoger sus pertenencias. Antes de marchar se bebe de un trago su copa; siempre hay tiempo para las cosas importantes, que empiezan en el segundo 14.



Una posible pregunta a una ficticia entrevista a este bohemio diurno sería -"plagiando" a Pulp Fiction, como plagiaba Lucía Etxebarría a Antonio Colinas (consejo a mí mismo: si plagias algún día. plagia a alguien interesante)-:
- Quiero preguntarte algo. ¿Cuándo has tomado esa decisión? ¿Mientras te comías esa magdalena? 
- Sí. Aquí sentado, comiendo mi magdalena, bebiendo mi café y repasando ese incidente en mi coco he tenido lo que los alcohólicos llaman 'un momento de claridad'.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

grande.
;)

Edelweiss dijo...

cómo nos gustó. efectivamente es un crack y esto es tratar el tema con naturalidad. es un modelo parala humanidd

awixumayita dijo...

y se fue sin pagar!

Rodrigo Simón dijo...

Pero casi lo paga con su vida. Este hombre si hubiera muerto por la causa alcohólica, ahora mismo sería un nuevo mártir, como ya lo es Genarín en León. Cómo decía el amigo de un gran amigo: "España es una sociedad alcohólica y brindo por ello".

Publicar un comentario