A Text Widget

Con este blog pretendo rellenar los huecos de este apartamento\"apartamiento" de hastío, absurdidad y diminutos espacios de imágenes, palabras y sonidos. Quizá este blog -como apartamento\"apartamiento" de espera de espacios vacíos- sólo gire en torno a una imágen de Stroszek subiéndose a un teleférico extranjero mientras su coche gira sin parar, mientras unos animales reales empiezan a bailar dentro de máquinas siguiendo simples melodías. Puede que Stroszek se monte en el teleférico para, simplemente, llegar al apartamento\"apartamiento" de C.C. Baxter y jugar una continua partida de cartas sólo, mientras Baxter espera en la cocina con una raqueta de tenis a que la pasta esté preparada. Quizá no. Puede que no; puede que sólo se quiera ir con su escopeta.
Éste es el blog como edificio. Lo demás irá apareciendo, y sólo será una prueba de reconocimiento de este espacio deshabitado, de este apartamento\"apartamiento" de cotidianeidad.

domingo, 15 de mayo de 2011

Tres últimas cenas. Luego la muerte. Diferencias en torno al "aburrimiento".

La última cena (1494-1498).- Leonardo da Vinci
Última Cena (1542).- Jacopo Bassano
La Grande Bouffe (1973).- Marco Ferreri



***********************************************************************************

Epílogo -Michel Piccoli ante el progresivo espanto de la animalidad, ante una progresiva oscuridad-:





3 comentarios:

Edelweiss dijo...

me encantan este tipo de comparaciones a traves del tiempo...son el reflejo de los cambios sociales lo largo de la hsitoria...y la ultima secuencia...espeluznante, no?

Rodrigo Simón dijo...

La última secuencia es realmente aterradora. Como Michel Piccoli, que es aterradoramente genial. Gracias,

Rodrigo.

Ácido Girls dijo...

Nos encanta esta entrada así que te linkeamos.

Publicar un comentario