A Text Widget

Con este blog pretendo rellenar los huecos de este apartamento\"apartamiento" de hastío, absurdidad y diminutos espacios de imágenes, palabras y sonidos. Quizá este blog -como apartamento\"apartamiento" de espera de espacios vacíos- sólo gire en torno a una imágen de Stroszek subiéndose a un teleférico extranjero mientras su coche gira sin parar, mientras unos animales reales empiezan a bailar dentro de máquinas siguiendo simples melodías. Puede que Stroszek se monte en el teleférico para, simplemente, llegar al apartamento\"apartamiento" de C.C. Baxter y jugar una continua partida de cartas sólo, mientras Baxter espera en la cocina con una raqueta de tenis a que la pasta esté preparada. Quizá no. Puede que no; puede que sólo se quiera ir con su escopeta.
Éste es el blog como edificio. Lo demás irá apareciendo, y sólo será una prueba de reconocimiento de este espacio deshabitado, de este apartamento\"apartamiento" de cotidianeidad.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Wallace Stevens: "El poema de la mente en el acto de hallar..."

Wallace Stevens
El poema de la mente en el acto de hallar
Lo que habrá de bastarle. No siempre hubo de hallar:
La escena era precisa: repetía
Lo que había en el guión.
Entonces el teatro
Cambiaba en algo más. Y su pasado era un recuerdo.
Ha de vivir. Saber el habla del lugar.
Ha de encarar a los hombres del tiempo,
Hallar a las mujeres del tiempo; pensar acerca de la guerra
Y hallar lo que habrá de bastarle. He de
Edificar un escenario nuevo, estar sobre el escenario
Y, tal actor insaciable, lentamente y con
Meditación decir palabras que en el oído
En el más delicado oído de la mente, repitan
Exactamente lo que quiere oír, en cuyo
Sonido, un invisible auditorio escucha
No la pieza, sino a sí mismo, expresada en una
Emoción como de dos personas, como de
Dos emociones convirtiéndose en una. El actor es
Un autor metafísico en lo oscuro, tañendo
Un instrumento, tañendo tensas cuerdas que producen
Sonidos que atraviesan súbita equidad, que contienen
En su totalidad la mente, debajo de la cual no puede
Descender, fuera de la que no habrá de subir. Debe
Ser el encuentro de una satisfacción, y
Quizá de un hombre patinando, una mujer que baila, una
Mujer peinándose. El poema del acto de la mente.

 Traducción de Andrés Sánchez Robayna


No sé por qué ayer de madrugada, mientras leía este poema de Wallace Stevens, me vino a la cabeza -mejor al oído- una canción de Nacho Vegas: 



Supongo que será por el hecho de que tanto el poema como la canción hablan -aunque desde perspectivas muy distintas- de un actor. Espero que disfrutéis -aunque sólo sea un poco-.

4 comentarios:

Colectivo juan de madre dijo...

Nos damos un paseo por este apartamento y nos cruzamos con: la Velvet Underground, Lautreamont, Nacho Vegas, Deleuze o Cronenberg... Grandísima compañía, pasaremos con más frecuencia!

Un saludo.

Vloj dijo...

Me acaba de pasar lo mismo... navegando he entrado "sin permiso" en este apartamento que muy a actualidad viene como la peli de Jack Lemmon y Billie Wilder...
gran poesía, grandes cosas! haré lo mismo q Juan de Madre, pasar a menudo.
Un saludo

Rodrigo Simón dijo...

Muchas gracias a ambos. Y podéis entrar con permiso. Siempre. Os espero por aquí. Será un placer.

Un saludo,

Rodrigo.

Programa 3.6 dijo...

Wallace Stevens desencadenó uno de mis trabajos de doctorado el año pasado.
No sé si en algún momento se coló algo de Nacho Vegas, pero es probable.
Enhorabuena por el blog!
Gigantesco

Publicar un comentario